Escribir un testamento le permite controlar cómo se divide tu patrimonio. Puedes tener la oportunidad de elegir a los beneficiarios de tu herencia Sin un testamento, se puede hacer una provisión inadecuada de tus cosas.

Es difícil reflexiona acerca de tu propia mortalidad y el valor de tus posesiones después de que mueras, pero es contundente que lo hagas.

Aunque a veces se asume que un cónyuge o pareja civil heredará todo en ausencia de un testamento, este no es el caso cuando hay otros parientes cercanos sobrevivientes. Además, un cohabitante no se beneficiará en absoluto bajo las reglas de intestado. No dejes en manos del azar el futuro de tus seres queridos.

Evitar conflictos es la razón más importante para escribir un testamento. Con un testamento coherente, redactado profesionalmente y bien documentado, tu patrimonio se puede compartir sin causar disputas.

Tus albaceas tienen un papel vital en la administración de su patrimonio. Además, pueden actuar como fideicomisarios cuando los bienes se dejan en fideicomiso. Al hacer un testamento tiene la oportunidad de seleccionar a las personas más adecuadas para cumplir con estas tareas.

Contratar a un abogado para que escriba tu testamento es la ruta tradicional que sigue la mayoría de la gente, y por una buena razón: tener un profesional que te ayude de cerca del proceso puede ofrecerte mayor tranquilidad.

Por eso, te invitamos a contactar ayuda profesional en: Notaría 138.